En nuestra web encontrarás mucha información disponible sobre resistencias calefactoras. Es necesario conocer esta información para tomar la mejor decisión a la hora de adquirir una resistencia y entender cómo funciona este componente en los equipos.

Las resistencias se utilizan para calentar distintos materiales, fluidos o gases a distintas temperaturas.

La mayoría de la industria dependen des procesos de calor para poder crear diferentes productos que todos consumimos.
Con las resistencias de calor de tipo industrial se pueden elaborar o manipular distintos materiales o productos, desde metales y químicos hasta productos alimentarios como la miel.

Con el calor podemos modificar las cualidades de los productos o materiales o simplemente atemperarlos para poder transportarlos, envasarlos o utilizarlos para otros fines.

Múltiples usos de las resistencias calefactoras

 

El uso de las resistencias calefactoras es muy amplio. Cualquier equipo eléctrico que genere calor contiene resistencias.

Es posible generar el calor con resistencias gracias el efecto “joule” que convierte la electricidad en calor.

Por otra parte, las resistencias de calor pueden estar equipadas con un termostato o sensor que actúan como un estabilizador de la temperatura.

Por ejemplo: en un calentador eléctrico, se usa una resistencia del tipo sumergible con termostato incorporado que es capaz de calentar el contenido líquido hasta alcanzar la temperatura deseada y mantenerla caliente en su interior.

 

Radiador de caldera

Tipos de resistencias calefactoras

  • Resistencias eléctricas para inmersión

Este tipo de resistencias son resistencias que generalmente se instalan en un tanque o depósito para el calentamiento de líquidos. El tamaño y potencia dependerá del tamaño del tanque y la velocidad con la que se desee calentar el contenido.

  • Resistencias eléctricas planas.

Fabricadas con hilo bobinado y aislante de mica estas resistencias son utilizadas para calentar superficies planas.

  • Resistencias eléctricas de cartucho de alta densidad.

Estas resistencias son tubulares con salida de cables por un solo extremo y se utilizan generalmente para calentar moldes, piezas, mesas calientes etc…

  • Resistencias eléctricas para aire forzado.

Resistencias eléctricas de hilo resistivo que no ofrecen resistencia al paso del aire para el uso en aires acondicionados o resistencias tubulares con aletas para hornos de secado industrial.

  • Resistencias eléctricas para el sector refrigeración.

Resistencias tubulares IP68 con una potencia relativamente baja que realizan el desescarche en equipos de refrigeración.

  • Resistencias de abrazadera.

Utilizadas para el calentamiento de cilindros industriales. Se pueden fabricar diferentes tipos de resistencias tipo abrazadera dependiendo del material y la temperatura que se desee alcanzar.

  • Resistencias infrarrojas.

Son altamente eficientes para calentar superficies. El calor se transmite al cuerpo por radiación y es fácil mantener un control de la temperatura deseada.

  • Resistencias para hornos

Dependiendo de las necesidades del cliente, las resistencias para hornos se pueden fabricar de diversas formas y materiales dependiendo de la temperatura deseada. Pueden ser resistencias de hilo resistivo para hornos de alta temperatura de hasta 1250ºC o resistencias tubulares para trabajar con temperaturas más bajas.

 

Como puedes ver las resistencias están presentes en casi todos los procesos industriales y sea cual sea tu industria, si generas calor con electricidad, utilizarás resistencias eléctricas. En Julio Martínez Naya S.A. podemos fabricarte a mediada la resistencia que necesitas en tu proceso industrial. Consúltanos.

Formulario de contacto

He leido y acepto la Política de privacidad

JULIO MARTINEZ NAYA S.A.

 

Calle Islas Baleares 46-A
Polígono industrial Fuente del Jarro (1ª fase)
46988 Paterna – Valencia – España

 

Tel. (+34) 961 323 363

Fax: (+34) 961 321 254