Es fundamental conocer el uso que se le van a dar a una resistencia. De eso depende escoger su tipo y demás factores para que funcione correctamente y lo que es más importante, de manera segura.

Solo de esta forma evitaremos un mal funcionamiento de la misma y riesgos innecesarios por no haber contado con toda la información a la hora de diseñar la resistencia.

De acuerdo al uso que se le vaya a dar, existe una amplia gama de tipos de resistencias, todas ellas diferentes según el uso que se le vaya a dar.

Las resistencias de mayor temperatura las encontraremos en un horno eléctrico industrial.

Es un equipo que puede calentar piezas o materiales a temperaturas muy altas de hasta 1300ºC dentro de un espacio cerrado con o sin presión atmosférica con o sin atmósfera controlada.

En el interior de un horno la energía eléctrica se convierte en calor a través de una resistencia que permite generar el conocido “efecto joule”.

Ya sea para un uso doméstico para la cocción de alimentos o en la producción industrial de diversos productos, la temperatura varía dependiendo de la aplicación que se le vaya a dar.

La temperatura determinará el tipo de resistencia que vamos a necesitar. Resistencia blindada tubular, resistencia de hilo con soportes cerámicos, resistencia embebida en módulo o placa cerámica, etc.

Las resistencias eléctricas tubulares también se pueden utilizar para calentamiento de fluidos hasta 350ºC

Pero también existen otro tipo de resistencias de baja temperatura. Por ejemplo, las resistencias de silicona. Son calefactores flexibles que se pueden adhesivar a la superficie que se quiere calentar. En composición son robustas, muy precisas para aplicar calor y resisten a la humedad y contacto con químicos. Además, tienen una respuesta rápida y una baja carga superficial.

Miles de soluciones en un solo lugar

En Julio Martínez Naya S.A. disponemos de soluciones industriales para las empresas de suministro inmediato tales como:

  • Aerotermos industriales:diseñados para calentar el aire y lograr atemperar recintos cerrados o zonas de hasta 40°C; generando aire caliente mediante un ventilador.
  • Mantas calefactoras para bidones:diseñadas para controlar y mantener la temperatura de bidones y compensar las pérdidas de calor que sufren algunos líquidos durante los diferentes procesos de producción.
  • Resistencias blindadas para calentar agua o aceite térmico: permiten transmitir directamente el calor al fluido calentándolo rápidamente. Están fabricadas de distintos tipos de materiales según la necesidad y uso que se le va a dar.
  • Calentadores de inmersión:generalmente utilizados para calentar tanques y cubas en procesos de recubrimientos metálicos, fabricadas en acero, cuarzo, titanio o teflón con distintas potencias y longitudes determinadas por el uso que se le vaya a dar.
  • Resistencias para calentamiento de aire:fabricadas con elementos tubulares blindados, generalmente utilizados para finalidades como el control de temperatura en espacios cerrados, secado, curado, y hornos entre otros.

Estos son solo algunos de los productos en stock disponibles en Julio Martínez Naya S.A. para poner a disposición de nuestros clientes y poder satisfacer sus necesidades inmediatas.

Contáctanos, queremos conocer tu caso y darte la atención que necesitas.