Resistencias blindadas

Las resistencias blindadas son resistencias calefactoras tubulares para cuya fabricación se emplean materiales de primera calidad, como es el  espiral de niquel-cromo y óxido de magnesio electrofundido.

Según donde quieran aplicarse, estas resistencias pueden fabricarse con blindaje (o vaina) del material deseado, como puede ser teflón, cobre, titanio, incoloy o acero inoxidable.

Igual que pueden fabricarse con blindaje de distintos materiales, las resistencias blindadas también pueden fabricarse según las necesidades del cliente, en cualquier longitud, forma y diámetro, siendo aptas para cualquier aplicación donde sea necesario el calentamiento de líquidos, sólidos o aire:

Calentamiento de agua, aceites, petróleo, soluciones químicas, elementos infrarrojos, baterías para aire acondicionado para calefaccionar ambientes, hornos de secado, tratamientos térmicos, etc.

Su alta calidad y sus características técnicas, permiten que los elementos calefactores blindados resistan la corrosión, la vibración y los impactos.

Según la potencia, la carga específica admitida en W/cm2, el espacio disponible, el diámetro y longitud, el medio a calentar y la temperatura de uso, hay que escoger el blindaje adecuado.

Para asegurar una perfecta conducción térmica, rigidez eléctrica y aislamiento se utiliza como aislante un compuesto de óxido de magnesio electrofundido (MgO), mientras que el hilo resistivo de su interior en forma de espiral está compuesto de níquel cromo.

Con el objetivo de mantener la estanqueidad contra la humedad ambiental, el sellado se realiza mediante resinas y siliconas. Un aislante cerámico permite el aislamiento dieléctrico entre la conexión y el blindaje.

descargar-pdf-jmn

Solicite más información

Nombre / Empresa (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje

Escribe el código: captcha